Compartir o No Compartir Conocimiento ¿Es esta es la cuestión?

IMG_9239

No quiero darle vueltas al tema, voy a ir directamente al grano. A una amplia mayoría de la población adulta no les gusta compartir sus conocimientos y habilidades con sus semejantes, y menos si tienen posiciones laborales que se intuyen como competencia. Estas personas piensan que sus conocimientos son lo que les hace diferentes y que mientras los mantengan a buen recaudo ellos (conocimientos y persona) estarán a salvo. Cuando hablo de compartir no hablo de explicarlos, hablo de comentar todas las interioridades del conocimiento para que éste pueda ser utilizado por otra persona.

Que en pleno siglo XXI existan personas que piensen así, significa que en transformación digital andamos a años luz de lo que algunos avanzados quieren hacernos creer. Nos dicen cada vez más que el conocimiento pierde valor (no en el sentido de lo que aporta si no en el sentido de marcar diferenciación), porque en la medida que nos vamos digitalizando el conocimiento se hace universal. Sé que, el comportamiento de estos adultos, no debería extrañarme, Raquel Roca, en su libro Knowmads, en las páginas iniciales, hace una referencia a Henry Ford y al Fordismoe indica que en pleno siglo XXI aún hay empresas que siguen la misma estructura de negocio que éste acuñó a principios del Siglo XX, ¿Por qué no debería pasar lo mismo en otras áreas? Pasa el tiempo y los viejos modelos permanecen más de lo que nos pensamos, por mucho que se diga en contra de ellos.

Pero esto no es responsabilidad del modelo, es responsabilidad de las personas.

Dice Raquel Roca, al hablar de mentalidad knowmad, que lo que nos hace diferentes no es el conocimiento, si no la forma en la que nosotros aplicamos este conocimiento para que aporte nuevo valor.

La forma de aplicarlo depende de nuestro YO, de cómo somos cada uno de nosotros, de nuestros valores y nuestros principios. Esto si nos hace diferentes.

Del 19 al 21 de Octubre de 2018 nos hemos reunido en #play14Barcelona más de 40 profesionales del mundo de la formación, la consultoría, Agile, Recursos Humanos, Managers,… de distintos países, con la una única finalidad de compartir conocimientos y habilidades entre nosotros (que aplicando la mentalidad pre-digital somos potencialmente competidores y otros realmente lo somos). El encuentro ha sido un éxito, ¿Por qué? Porqué todas las personas que estábamos allí creemos firmemente que la diferenciación viene por cómo cada uno de nosotros aplica el conocimiento y se comporta con los demás.

¿Y qué es lo que tenemos en común todas las personas que estábamos en #play14Barcelona para que este tipo de eventos funcione? principalmente 3 cosas: Generosidad, Empatía y Colaboración. Compartir debe hacerse con Generosidad (ser desprendido y no quedarte nada en el tintero), desde la Empatía (hablar con el lenguaje de tu interlocutor en todos los frentes para que sienta que le tienes en cuenta y que personalizas el contacto) y ser Colaborador (brindarte a ayudar para lo que necesite).

Visto desde este ángulo, Compartir o No Compartir Conocimiento no es la cuestión, la cuestión es

¿En qué grado Generosidad, Empatía y Colaboración te representan a ti?

 

Anuncios

Liderazgo Personal: 10 tips para mejorar la Experiencia del Cliente Interno

modified-2

Cómo líderes tenemos siempre muy presente que los clientes de una empresa, los externos, vivan una buena y excelente experiencia ya que esto revertirá en mayor negocio para la compañía, o porque al sentirme mejor tratados comprarán más, hablarán bien de nosotros, se generará una repetición de compras y, por ende, una fidelización. Pero a menudo nos olvidamos de quién hace que esto pase, es decir, el Cliente Interno, el equipo de personas que trabajan en la empresa y que hacen todo lo anteriormente descrito.

Si los empleados viven una excelente experiencia como clientes internos, ésta revertirá en los Clientes Externos y como consecuencia se iniciará el ciclo mencionado al inicio.

Por ello describimos 10 tips que nos parecen fundamentales que todo Líder debes afrontar y llevar a cabo para potenciar la Experiencia del Cliente Interno, es decir, de tus Equipos:

 

  1. Motiva a tu equipo de empleados en las cosas que son importantes para ellos. Ten en cuenta sus Motivadores Intrínsecos y prepara todas las actividades de la empresa en relación a estos Motivadores. Cuando los empleados los identifiquen van a quedar enganchados.
    Para conseguir esto debes dejar de fijarte en ti y empatizar con ellos, identificar sus Motivadores y aplicarlos, es decir, debes personalizar la relación.
  2. Manténles Informados y da Perspectiva del porqué haces las cosas. Explica tus planes, hacia donde quieres ir, porque en esta dirección y no otra, etc…no escondas nada, si lo haces, cuando se descubra, se va a percibir como una falta de confianza.
  3. Dales Formación. La formación les hará incrementar los conocimientos y así les va a ser más fácil enfrentarse a situaciones desconocidas o no programadas. Pero no te quedes solo en la formación, el conocimiento no sirve de mucho si no lo pones en práctica, por ello, de lo que debes asegurarte, es en la puesta en práctica del conocimiento para así hacer crecer Competencias y Habilidades.
  4. Potencia las relaciones personales entre los miembros del equipo, de los departamentos, de la empresa, etc… y de estos con los clientes. Potenciar la relación con los clientes nos permite crecer como personas, obtener conocimiento a través de las necesidades y así sentirnos más seguros.
  5. Involúcrales en el diseño de la solución desde el primer momento, las personas trabajamos con más ahínco por las cosas que nos pertenecen y que han sido idea nuestra.
  6. Involúcrales en la Toma de Decisiones, mediante preguntas, ¿Tu qué harías? y escuchándoles empáticamente cuando nos den una respuesta.
  7. Para que todo esto se lleve a cabo, facilitales el camino. ¡¡¡No caigas en la tentación de hacerlo tu!!!
  8. Delega en ellos, las personas, una vez ya están preparadas, quieren asumir la responsabilidad, por ello tenemos que aprender a soltar y dárselo.
  9. Da Feedback Constructivo y Reconocimiento. Focalizate en los éxitos y en el aprendizaje que ha surgido de las experiencias. Los éxitos deben celebrarse.
  10. Y por último, Rétales, sacales de su zona de confort y que se enfrenten a situaciones nuevas. Las personas, mientras hacemos esto, no pensamos en nada más y este foo hace mejorar nuestra experiencia como clientes internos, ya que nos sentimos útiles, incrementa nuestra autoestima y nuestras ganas de superación.

 

No es por tu Aptitud, sino por tu Actitud, que se medirá tu Altitud

Las 5 V del Sentido de la Urgencia

nowlater600

¿Qué es Sentido de la Urgencia?,según Kotter, Sentido de la Urgencia es centrarse en los temas críticos, desde ahora mismo y con una profunda determinación de ganar. Sentido de la Urgencia no es correr, es focalizarse en lo importante desde este mismo momento con la finalidad de conseguir algo.

Focalizarse en lo importante significa centrarse en aquellas cosas que nos harán ganar, sobrevivir, etc…lo contrario es perder.

Desde este mismo momento significa que día a día vamos avanzando, que no nos conformamos con medias tintas.

Determinación de ganar significa que tenemos un objetivo que, cuando lo alcancemos, nos hará ser mejores que hoy.

El Sentido de la Urgencia no es una actitud puntual que yo debo tener, es un compromiso que adquiero conmigo mismo y mi entorno, es decir, es una forma de ser, de expresarme, de comportarme,… con el fin de cada día alcanzar una cota más.

Al ser algo que sale de tu interior, que llevas dentro, que te motiva, no produce estrés ni burnout, por ello es duradero en el tiempo.

Las personas con Sentido de la Urgencia son personas con clara Orientación al Cambio, a la Innovación, a no querer mantener el Status Quo o caer en la Complacencia.

Hay muchas personas que se quejan de todo pero se conforman, son Complacientes con lo que tienen, parece una padoja, pero es que para ellos es mejor dejar las cosas como están que enfrentarse a un proceso de cambio. Otras personas tienen lo que se llama un Falso Sentido de la Urgencia, que es la necesidad que se cambien aquellas cosas que no les gustan de manera rápida. La mayoría de estas cosas no son importantes y casi siempre buscan que el cambio lo lleve a cabo otro.

Con el fin de asegurarnos que nos mantenemos el foco en el Sentido de la Urgencia hemos creado las 5 V, para de una forma tangible poder mantenernos en este camino.

La 5 V

1- Visión:

En todo momento, hagas lo que hagas, tiene que ser para un fin. Es importante tener un objetivo claro y que se explique en formato SMART, para que todo tu entorno lo “vea”.

2-Visual:

Todo lo que hagamos tiene que verse. En la medida que se ve que tu comportamiento está orientado a alcanzar un determinado objetivo te estás comprometiendo contigo mismo delante de los demás. Tener presente el compromiso es lo que te hará tomar conciencia de las desviaciones y volver al camino del Sentido de la Urgencia. Las personas tenemos tendencia a cumplir los compromisos, sobre todo si son públicos.

3-Verbal:

Añadir al comportamiento anterior palabras de acción orientadas al objetivo harán que el compromiso aún sea más fuerte. Por ello es importante que cuando vayas a luchar por algo lo manifiestes verbalmente, no te lo guardes, esto hará que tu compromiso crezca y así el Sentido de la Urgencia.

4-Verdadero:

Para no desfallecer en el Sentido de la Urgencia tienes que poder argumentar y argumentarte tus objetivos. Da igual si el argumento es racional o emocional, la importancia del argumento está en tener un punto de anclaje.

5-Vivirlo:

Todo lo que hagas debe “impregnarte”, debes sentirlo en tu interior, que forme parte de ti, que lo vivas con intensidad.

Vivir continuamente con Sentido de la Urgencia no es fácil, muchas veces nos dejamos llevar por el Status Quo y caemos en la Complacencia. Esto sucede cuando los temas que trabajamos nos resultan aburridos, no tenemos claro el objetivo o no sabemos ver el valor que aporta. Cuando esto sucede pueden estarse perdiendo oportunidades de cambiar y mejorar nuestro entorno y mejorar nosotros mismos.

Liderazgo: Buscar el Camino para Alcanzar la Visión

3cee961b-3845-415d-932a-6f232283f6da

Siempre me he preguntado ¿Hay camino para la visión? y siempre me vienen a la mente los versos de Machado “Caminante no hay camino, se hace camino al andar”.

En la práctica del llamado esquí salvaje ( traducción literal del ski sauvage francés que se diferencia del esquí fuera pista (hors piste) en que al no existir pista no se puede esquiar fuera de ella, es decir, el ámbito de esquí es toda la montaña) hay una máxima que es la siguiente: para alcanzar tu objetivo global, por ejemplo descender una montaña, tu debes ir avanzando el camino por partes y las partes se construyen con la visión, es decir, para ir de un punto a otro la referencia es siempre visual, nunca vas a un punto que no ves. El motivo de avanzar así es el siguiente, cuando prácticas esta modalidad de esquí desconoces el terreno y puedes encontrarte obstáculos que están escondidos en la nieve por lo cual el cuerpo debe estar preparado para poder sortear y adaptarse a cualquier dificultad. Para asegurar esto el cuerpo debe mantenerse erguido a la vez que flexible y esto solo se consigue si se encuentra “seguro” y esta seguridad se consigue cuando el cuerpo tiene puntos de referencia visuales.

La misma estrategia es la que podemos utilizar en la empresa. Para avanzar y conseguir el objetivo es importante que toda la organización emprenda el camino, pero para ello las personas deben salir de su zona de confort, el actual espacio conocido. Dentro de las organizaciones hay personas que están deseando emprender el camino pero hay también muchas que tienen miedo,  que no saben donde van o no consiguen visualizar el camino, lo ven largo, complicado, que les costará un gran esfuerzo y no perciben los beneficios que van a obtener

Igual que sucede en el ski sauvage practicado en grupo, la fuerza del equipo viene siempre determinada por la fuerza del miembro más débil, por ello es imprescindible asegurar que cada persona del equipo aporta lo máximo, conoce el camino y sabe donde se dirige.

El líder debe organizar este camino por partes, asegurando que cada una de las personas de la organización conoce la Visión y reconoce cual es la parte del camino que se está ahora recorriendo, cual es el beneficio que se va a obtener, porqué se recorre este camino y no otro, cual ha sido el punto de partida y cuál es el punto hacia donde se dirigen. El punto debe ser visible, es decir fácilmente reconocible por todos los miembros para asegurar la consecución del objetivo.

“Caminante no hay camino, se hace camino al andar” A. Machado

La función del líder: Crear Espacios

mindful-leadership-and-team-performance

En los talleres que imparto de Mindful Leadership todos los participantes defienden que una de las principales funciones que debe aprender y hacer el líder es Delegar. Delegar coincide con el cuarto nivel del modelo de Liderazgo Situacional de Hersey-Blanchard.

El Modelo de Liderazgo Situacional de Hersey-Blanchard determina que podemos ejercer hasta cuatro (4) Estilos de Liderazgo en función de la madurez de las personas de nuestro equipo.

El Modelo de Hersey-Blanchard es un modelo que nos permite individualizar el estilo de liderazgo persona a persona. En función de la madurez de la persona a liderar los estilos son:

  • Persona con menor Madurez (M1): El estilo de liderazgo debe ser DAR ORDENES     ( Dar instrucciones específicas y realizar supervisión continua).
  • Persona con más Madurez (M2): El estilo de liderazgo debe ser PERSUADIR (Explicar tus decisiones como líder, dando la información necesaria para que la persona acepte tus ideas)
  • Persona con alta Madurez (M3): El estilo de liderazgo debe ser PARTICIPAR (Compartir ideas y facilitar la toma de decisiones)
  • Persona con muy alta madurez (M4): El estilo de liderazgo debe ser DELEGAR (Baja presencia del líder, las decisiones son tomadas por el equipo)

lQv7_oF5J9h7WRZuMC2ceTl72eJkfbmt4t8yenImKBVvK0kTmF0xjctABnaLJIm9

Hay una función del líder que va más allá del Delegar que es la de CREAR ESPACIO.

CREAR ESPACIO para que sus equipos se desarrollen y  puedan ejercer de forma autónoma todo aquello que se les pida que hagan, alineados con los intereses y valores de la empresa, de acuerdo con los valores personales y que aporte valor al cliente, independientemente del nivel de Madurez en que se encuentren.

Las personas, en los equipos, necesitan líderes que se comprometan a desarrollar este espacio donde se pueda ejercer el trabajo de una forma autónoma y libre, y aquellas personas que necesiten de algún soporte puedan preguntar, consultar, pedir,…

Lo que no debería ser un líder es alguien que sea un guía, que marque el camino, que diga por dónde ir. El líder es un creador de espacio donde las personas y los equipos pueden desarrollarse en base a sus conocimientos, habilidades y su motivación. Y si necesitan de mayores conocimientos, habilidades y motivación, debe ser función del líder generar el espacio donde puedan adquirirlo.

Las personas seguirán a aquellas personas que les creen espacios para desarrollarse y, que al crear estos espacios, les tengan en cuenta (valores, intereses, personalidades,…)

¿Y cuál es la ventaja de ser un creador de espacios?

Permitir que las personas se desarrollen de forma individual y autónoma y que todo lo que generen y aporten revierta en la empresa.

Y, si esto es tan obvio, ¿Porqué los líderes no crean espacio?...Por miedo!!!!!!
Para tener líderes que creen espacio se debe perder el miedo. El principal miedo que debe perder el líder es a perder su liderazgo, ¿Porqué?… A menudo se asocia Liderazgo con Poder.

 

10 puntos para hacer Excelente la Experiencia del Cliente Interno en las relaciones interdepartamentales

un-trabajador-motivado-es-8-jpg_800x0-jpg_626x0

Hay palabras que siempre están presentes en la jerga empresarial, resultado, margen, satisfacción, costes, rendimiento, beneficios, eficacia y eficiencia, y un largo etcétera,…pero ninguna de ellas se repite y olvida tanto como la palabra CAMBIO. En la mayoría de las empresas el Cambio se vive como un diferencial frente a la competencia, “estamos en proceso de cambio” dicen unos, “vamos a entrar en una etapa de cambios profundos” dicen otros; a mi parecer, el Cambio, como ente específico y concreto, ya no existe, lo que existe es una situación de Cambio constante, que por definición, deja de ser extraordinaria y pasa a ser la normalidad, es decir, diariamente estamos en proceso de cambio. Tenemos que adaptarnos a las situaciones de los clientes, a las del entorno, a las de la competencia, a las globales, ….si queremos mantenernos en el mercado.

De la misma manera las empresas deben estar constantemente pendientes de las necesidades de sus empleados. Son los empleados los que garantizan una buena relación con el cliente, en toda la amplitud que significa la palabra buena. Por ello es imprescindible también centrar constantemente esfuerzos en garantizar una excelente experiencia a los empleados o clientes internos.

Si bien todas las empresas tienen los llamados clientes externos, aquellos que compran los productos y servicios y nos dan la razón de ser de la empresa, no debemos olvidar que para poder ofrecer estos productos y servicios se producen una multitud de relaciones de clientísmo interno que son esenciales para conseguir los resultados. Dentro de la empresa hay muchos departamentos que viven lejos del cliente externo y que su función es dar servicio a otras áreas internas de la empresa. Garantizar una experiencia excelente es esencial.

Hay una serie de claves que son imprescindibles para mantener la Excelencia en la Experiencia del Cliente Interno:

  1. Hacer sentir al Cliente Interno como parte relevante de los resultados de la empresa. A menudo felicitamos a los equipos de venta por los resultados obtenidos y a menudo, también, nos olvidamos que estos resultados son fruto del trabajo previo de muchas personas.
  2. Involucrar al Cliente Interno en la relación final con el cliente. Es necesario que el Cliente Interno se sienta parte del proceso que al final ha aportado un resultado satisfactorio.
  3. Agradecer constantemente la labor que se ha realizado. Pensamos que los Clientes Internos tienen que cumplir con sus tareas solo por que han sido contratados para ello, y eso no debería ser así. Es gracias a la labor de estos clientes internos que los externos compran nuestros productos y servicios.
  4. Mantener a los Clientes Internos informados constantemente. Se les debe dar toda la información que va a ser relevante para ejecutar su trabajo de forma tranquila y segura. Esto incluye información de su puesto de trabajo, de la empresa, de los movimientos que se producen y de cómo se piensa afrontar el futuro.
  5. El Cliente Interno debe estar motivado para realizar su trabajo excelentemente, por ello es importante establecer políticas y procesos de motivación en la empresa. La finalidad de estas políticas de motivación debe ser la de conseguir la fidelidad de los empleados.
  6. Garantizar la formación adecuada del Cliente Interno. La mejor fórmula que conozco ara garantizar la formación de los empleados y que estos se sientan motivados por ello es que esta formación garantice la empleabilidad presente y futura de éstos.
  7. El Cliente Interno debe tener las herramientas necesarias para realizar su trabajo de forma excelente.
  8. El Cliente Interno debe recibir herramientas para conocerse mejor y facilitarle así un plan de crecimiento personal.
  9. La empresa debe medir constantemente el grado de satisfacción de los Clientes Internos, interesarse por ellos y desarrollar mecanismos donde éstos perciban que son una parte imprescindible del engranaje de la compañía.
  10. Por último, pero no menos importante, es que la empresa se interese en que los Clientes Internos vivan una Experiencia Memorable, NO por lo que aportan al resultado de la empresa a través de otros empleados, si no por el hecho de que son personas que han apostado por desarrollar su carrera profesional en ésta empresa y no en otra.

Debemos garantizar la Excelencia en la Experiencia del Cliente Interno como vía de interés de las empresas hacia las personas que han aportado por ello y garantizan así que las compañías consigan sus propósitos.

Dinámicas de juego para afrontar situaciones “serias” en el trabajo

Resultado de imagen de dinámicas de trabajo en equipo

Muchas empresas conocen desde hace tiempo el vínculo entre la productividad y un ambiente de trabajo divertido. Algunos animan al juego y la creatividad ofreciendo clases de arte o de yoga, organizando partidos de futbol entre sus empleados, de forma más o menos regular, y proporcionando juegos tales como el futbolín o el ping-pong, con la finalidad de que los empleados durante, antes o después de la jornada laboral jueguen y se desahoguen. Estas empresas saben que cuanto mejor estén los empleados mayor productividad, mayor satisfacción en el trabajo, mayor moral y una disminución del absentismo y de la rotación de personal.

De la misma manera podemos introducir dinámicas de juego en las reuniones internas de la empresa. Tratar los problemas o las situaciones internas como si fueran un juego permite que los participantes se orienten hacia el reto, hacia el “querer ganar la partida”. Esto hace que buscar soluciones o alternativas a los temas del día a día sea mucho más atractivo que las clásicas y tradicionales reuniones alrededor de la mesa donde unos hablan, otros escuchan y algunos no hacen ni una cosa ni otra.
Las dinámicas de juego para situaciones “serias” han sido creadas para estimular la creatividad, salir de nuestra zona de confort, crear mayor vínculo entre compañeros, aprender a trabajar juntos personas de diferentes departamentos, mejorar el desempeño y sacar lo mejor de nosotros mismos.

Metodologías como Lego Serious Play o ejercicios realizados con Visual Thinking, utilizadas en reuniones “serias”, estimulan que todos los integrantes de la reunión quieran participar, aporten y discutan, lo cual provoca que al final las soluciones sean mucho más innovadoras y pertenezcan al conjunto de las personas. Se incrementa el compromiso.

Utilizar las dinámicas de juego para aumentar la productividad y la innovación

El éxito en el trabajo no depende de la cantidad de tiempo que trabajemos, depende de la calidad del trabajo realizado. Y la calidad de su trabajo depende en gran medida del bienestar personal.
Cuando el proyecto en el que estamos trabajando surgen dificultades, podemos tratarlo como un juego. Cuando jugamos, involucramos el lado creativo de nuestro cerebro y ponemos en silencio la parte más racional, la barrera psicológica que censura nuestros pensamientos e ideas. Esto puede ayudarnos a ver el problema de una forma diferente y pensar soluciones frescas y creativas.

Compartir experiencias

Algunas entidades, como #Play14, organizan jornadas para compartir dinámicas de juego que puedan aplicarse en el día a día de la empresa. En estas jornadas directivos, técnicos, coach, formadores, de diversos ámbitos, países y experiencias… comparten las dinámicas que aplican en sus puestos de trabajo. El objetivo de las jornadas es crear un clima de colaboración y aprendizaje.

Aplicar dinámicas de juego en las situaciones “serias” en el trabajo:

-Nos mantiene funcional cuando estamos bajo estrés
-Refresca mente y cuerpo
-Fomenta el trabajo en equipo
-Aumenta la energía y previene el cansancio
-Desencadena la creatividad y la innovación
-Ayuda a ver los problemas de nuevas maneras

Los 5 principales beneficios de aprender jugando en el puesto de trabajo

18301855_10212562957859798_8965216989105247361_n

Diariamente estamos fuertemente focalizados en el trabajo y familia y nos queda poco tiempo para disfrutar de otras cosas. En algún momento, al pasar de niño a adulto, las personas dejamos de jugar, unos por que “es cosa de niños”, otros por vagancia, algunos por perdida de habilidades ( casi siempre por falta de entreno), pero mayoritariamente dejamos de jugar por un cambio de hábitos, cambiamos los juegos por el televisor o cualquier aparato móvil. Pero ser adulto no significa que tengamos que dejar de jugar, igual que los niños, jugando se aprende mucho y la ciencia nos demuestra que podemos estar aprendiendo toda la vida y que cuanto mejor lo pasamos más aprendemos.

¿Por qué los adultos también necesitamos jugar? 

Jugar no es solo esencial para los niños, es una importante manera de relajarse, aprender y motivarse también para los adultos. Jugando potenciamos nuestra imaginación, la creatividad, la habilidad de solucionar problemas y nos sentimos bien con nosotros mismos. 
Jugando nos olvidamos de los problemas y nos centramos en la experiencia del juego que estamos viviendo en este momento, no en nuestros objetivos, sino en lo que estamos jugando en el momento presente, es lo que llamamos Playfulness (estar de forma consciente en el momento presente a través del juego). Cuando estás en Playfulness no necesitas nada más que seguir jugando con los demás y, contigo mismo, para estar bien y para seguir aprendiendo. Por ello al plantear retos de nuestro día a día en el trabajo como si fueran un juego nos permite tener otra visión de los problemas, una visión más lúdica y por ello más atractiva desde el punto de vista de seguir hasta el final y encontrar la solución del juego.

Los beneficios del Playfulness en los adultos 

Jugar es crucial en todas las edades. Jugar te puede hacer más feliz, reducir el estrés, aprender más y más rápido y conectar con los demás de una forma activa. Al jugar haces las cosas con más ganas y por ello aumenta la productividad y la eficiencia. Introducir elementos de “juego” en el día a día de las empresas es beneficioso para las personas y para los resultados, y los resultados son muy superiores cuando en el juego participa más de una persona.
Los beneficios más importantes de introducir el juego en el día a día de la empresa son:

  1. Reduce el estrés:
    El jugar y divertirse desencadena,  en el organismo, la liberación de endorfinas, la hormona del bienestar. Sentirse bien al trabajar es esencial para reducir el estrés.
  2. Mejora las funciones cerebrales:
    Llevar a cabo actividades divertidas que desafían al cerebro, como jugar al ajedrez o resolver puzzles,  mejora la función cerebral, la hace más ágil, rápida y pone el foco en la solución. Plantear los retos diarios en el puesto de trabajo como un juego lo hace más atractivo.
  3. Estimular la mente y fomentar la creatividad:
    Los niños pequeños aprenden mejor cuando están jugando, y ese principio se aplica también a los adultos. Aprendemos mejor una nueva tarea cuando es divertido y estamos relajados. Plantear los problemas como un juego estimula la imaginación, facilitando la adaptación a nuevas situaciones (juegos de rol)  y a resolver problemas (juegos de adivinanzas y Escape Room).
  4. Mejora las relaciones interpersonales y la conexión con los demás:
    Compartir juegos fomenta la empatía, la compasión, la confianza y nos hace conocer mejor a los demás. El juego puede ayudarnos a relajarnos en situaciones estresantes, romper el hielo con extraños, hacer nuevos amigos y establecer una nueva relación de negocios.
  5. Te mantiene energético y con pensamiento positivo:
    En palabras de George Bernard Shaw, “No dejamos de jugar porque nos hacemos mayores, nos hacemos mayores por que dejamos de jugar.” Jugar nos hace más resistentes en todos los aspectos, tanto personales como profesionales. Los retos a los que tenemos que enfrentarnos en el juego son un espejo de nuestro día a día.

    Cada vez más las empresas están asumiendo que “jugar” en la empresa facilita el aprendizaje y la adquisición de competencias y habilidades que antes necesitaban de mucho tiempo para estar integradas en las personas. Este es el motivo por el cual cada vez más, eventos dedicados al playfulness, como #play14 tienen tan buena acogida. En este evento, profesionales de diversos países, compartimos prácticas y dinámicas que fortalecen, mejoran y enseñan las competencias y habilidades que son necesarias para competir de forma exitosa en nuestro día a día.

Mindfulness at Work

alto--644x362

A menudo el reto es como ser conscientes, en el día a día, de lo que estamos haciendo en el trabajo, cuando los mails no paran de entrar, el teléfono suena constantemente, vamos de reunión en reunión y tenemos que tomar decisiones con muy poca información. Frente a este entorno, aunque parezca mentira, tenemos situaciones donde podemos ser más conscientes de lo que estamos haciendo.

¿Como lo podemos hacer? Practicando Mindfulness o Atención Plena

Veamos algunas cosas que podríamos hacer en el lugar de trabajo.

1- Ser y Estar en el momento presente
Diversos estudios de la Universidad de Harvard han demostrado que el 47% del tiempo que pasamos en el trabajo estamos pensando en cosas diferentes a las que estamos haciendo, esto significa que no estamos concentrados y atentos por lo que tenemos que estar. Ponemos en marcha el piloto automático y, sobre aquellas cosas que ya sabemos hacer, actuamos sin estar presentes. Luego surgen los errores, los costes asociados y la pérdida de tiempo. Hacer lo contrario parece simple, pero en el día a día aparecen nuestros hábitos y hacemos las cosas como las hemos hecho siempre.

Algunas cosas que podemos hacer para estar y ser en el momento presente al 100% son:

  • Antes de tomar decisiones párate y concéntrate en tus sensaciones y emociones, ¿qué sientes en este momento? Sólo pararte este instante hará que tomes las decisiones de forma más consciente y consistente.
  • Haz un esfuerzo para trabajar de forma consciente, fijándote en cada cosa que haces (esto puede suponer ir un poco más lento al inicio), por ejemplo, al llamar por teléfono. Cuando llames concéntrate y siente tu dedo presionando el móvil, como se mueve el dedo al pasar de un número a otro,…
  • Al sentarte en la mesa conecta con tus sentidos, céntrate en cómo estás sentado, en cómo te sientes, como te afectan los aspectos externos,…

2- Se consciente del estrés
Ante situaciones que percibimos peligro el cuerpo y la mente se preparan para la lucha o la huida. Lo hacen de forma automática, no permitiendo decidir tu una respuesta. Esto sucede antes muchas situaciones de estrés. El motivo principal es que el cuerpo y la mente perciben el estrés como algo negativo, y no somos conscientes de que como más fuerte es el estrés mayor necesidad tenemos de controlar nuestra respuesta de forma consciente. La práctica diaria de Mindfulness hace que la mente se calme y ante situaciones estresantes podamos responder de forma adecuada en función de nuestras necesidades. Ésta es una situación típica en un proceso de negociación, cuando las cosas no marchan como nos gustaría, nos estresamos y a veces nos dejamos llevar por la situación, y es justo en este momento que necesitamos dar una respuesta lo máximo consciente posible.

3- Trabaja en tarea única
Para ser eficiente debes dedicarte a hacer una única tarea cada vez. La multitarea te obliga a estar constantemente distraído saltando de una tarea a otra y siendo menos productivo. La tarea única te va a permitir estar concentrado en lo que debes hacer y cometer menos errores.

4- ”Vísteme despacio que tengo prisa”
Bajar el ritmo en el trabajo nos hace ser más eficientes y productivos, ya que estamos concentrados en lo que hacemos. Cometemos menos errores, disminuye la frustración y somos más resilentes.

5- Usa recordatorios
El estado natural de la mente es estar vagando de pensamiento en pensamiento y en casi la mitad del tiempo no está concentrado en lo que está haciendo. La mente está en piloto automático y gastando la mínima energía posible. Esto se ha demostrado que tiene un impacto negativo en las tareas diarias ya que baja la creatividad, la profundidad de los razonamientos y se incrementan los errores.

Hay diversas cosas que puedes hacer:

  • Poner una alarma, por ejemplo, cada hora en tu teléfono, te recordará que debes estar presente en lo que estás haciendo.
  • Relacionar algunas actividades con prácticas de Mindfulness, por ejemplo, al ir al baño podemos caminar de forma consciente, estando pendientes de la pisada.


6- Usa ejercicios de concentración cortos
Durante la jornada párate durante cortos espacios de tiempo ( 1 o 2 minutos) y concéntrate en alguna sensación, en tu brazo, en la mano, en la escritura,…no es necesario cerrar los ojos, sólo concéntrate. Estos ejercicios te harán sentir tu mente más equilibrada y te va a ser más fácil enfrentarte respondiendo a las distintas situaciones en lugar de reaccionar.

7- Se agradecido
Las personas tenemos tendencia a centrarnos en lo negativo, tenemos tendencia a ver lo que sale mal. Lo que sale bien lo consideramos normal y no le damos importancia. Pensar así cada día, al final nos desequilibra hacia la negatividad.

La gratitud es el antídoto. Muchas pruebas sugieren que practicar gratitud te hace sentir mejor y tiene un impacto positivo en tu creatividad, salud, relaciones y calidad de trabajo. La gratitud hace que el estar en el trabajo y en casa sea más positivo, y ser consciente de lo que está yendo bien nos hace  más resilentes.

8- Se humilde
Acéptate tal como eres, no quieras demostrar que eres otra persona. Mindfulness está centrado en aceptarte en ser como eres, aquí y ahora. Te permite estar abierto a los demás y aprender de ellos.

La práctica diaria de Mindfulness reduce la actividad de la parte del cerebro que hace que tu hables de ti, lo que conocemos como el yo narrativo. Esto te permite centrarte en lo que tienen que ver los demás en la consecución de los éxitos y de tus éxitos.

Para ello puedes:

  • Pensar en las personas que han hecho posible que tu estés donde estás y tengas lo que tienes.
  • Valorar y agradecer la opinión de los demás, aunque sea contraria a la tuya y no te guste inicialmente, sin juzgar.


9- Acepta las cosas tal como son
Mindfulness es vivir el aquí y el ahora, instante tras instante, tal como es, sin pretender que sea otra cosa. Por ello es muy importante aceptar las cosas tal como son. A menudo no cerramos la venta que deseábamos, ni los empleados o jefes se comportan como habíamos imaginado, pero esto es lo que hay, no otra cosa. Esto no es resignación ni abandono, es aceptar la realidad tal como es. Una vez aceptada la realidad, tenemos que aprender de nuestros errores y actuar en consecuencia, liderando el cambio.

10- Adopta mentalidad de crecimiento personal
Carol Dweck, de la Universidad de Standford, ha encontrado en sus estudios, que las personas tienen básicamente dos tipos de mentalidades, la mentalidad de crecimiento personal y la de estancamiento. En la primera las personas piensan que pueden estar aprendiendo toda la vida y se esfuerzan por ello, en la segunda piensan que las cosas suceden fruto de factores externos, por lo cual no vale la pena aprender más.
Recientes estudios con escaneo cerebral han revelado que las personas con una mentalidad de crecimiento personal producen cambios en el cerebro que potencian su resiliencia.

Mindfulness esta ligado a mente de crecimiento, aceptando las cosas que ocurren en el momento presente, sin juzgarlas y aceptando tal como son, y estando abierto a nuevas posibilidades y oportunidades.

Basado en los estudios de Carol Dweck de la Universidad de Stanford, para desarrollar una mentalidad de crecimiento personal debemos seguir 4 pasos:

  • Ser consciente cuando tu mente dice “ya no puedo más”
  • Ser consciente de que la decisión es tuya, pararte o empezar a moverte
  • Preguntarte y ser consciente del porqué te cuesta moverte hacia otra acción
  • Empezar acciones que te lleven a una mentalidad de crecimiento personal

 

Meditación y Mindfulness

balance-110850_960_720

Hace poco en un taller de Mindfulness  que facilité, me sorprendió que uno de los participantes me preguntara que era Meditación. Nunca había pensado que alguien podía acudir a un taller de Mindfulness y no saber que es meditar. Siempre se aprende.

¿Qué es Meditar?

Según la Real Academia de la Lengua, Meditar es  pensar atenta y detenidamente sobre algo.

Las práctica de la meditación permiten mejorar la concentración, la claridad, la posibilidad emocional y una da una tranquilidad mental a la hora de ver las cosas. La práctica constante y continua de la meditación te permite aprender como actúa tu  mente y así apostar por nuevas formas de ser.

La  meditación es una actividad que busca lograr un estado de atención focalizada en un pensamiento o sentimiento, un objeto (la llama de una vela), o algún elemento de la percepción , como por ejemplo la respiración.
La meditación se centra en el momento presente, y busca alejar la mente de pensamientos del pasado o del futuro. Solo podemos sentir las cosas en el momento que ocurren y este es el momento presente.

Algunas técnicas de meditación, como la Meditación Zen, buscan la relajación. La relajación se consigue a base de concentrarse en un punto u objeto, entonces la mente se desprende del resto de cosas y se relaja.
Otras técnicas, como Mindfulness, lo que buscan es separar las personas de sus pensamientos, tenerlos presentes y reconocerlos, pero no dejarse llevar por ellos, y así cuestionarse, sin juzgar, el porqué de estos pensamientos.
Mindfulness se centra en el aquí y el ahora, es decir, en el momento presente.
Continuamente nuestro cuerpo vive el presente, pero nuestra mente vive contantemente en el pasado y en el futuro (que pasó y que me gustaría que sucediera).

¿Qué es Mindfulness?

Según Breathworks, Mindfulness o Atención Plena, es una práctica en la que tomamos conciencia de las distintas facetas de nuestra experiencia en el momento presente. Podemos aprender a ser conscientes de cómo nos movemos, cómo nos sentimos (tanto física como emocionalmente), y cómo respondemos o reaccionamos ante cada momento de la vida. Esta cualidad de conciencia plena es la base de toda vida creativa, ya que nos permite ser honestos, pragmáticos, despiertos, valientes, y vivir con un sentido profundo de iniciativa.
La práctica del Mindfulness tiene como objetivo mejorar la calidad de vida de las personas.
Diversos estudios científicos han demostrado que practicar Mindfulness diariamente produce cambios en el cerebro y por ello incide directamente sobre la forma de actuar de las personas. Mindfulness mejora el autocontrol, la creatividad y la resilencia en todas las personas.  También, a nivel médico, está relacionada con una mejora del sistema inmunológico y una mejora en la percepción del dolor. Según el Journal of Intenal Medicine, Mindfulness también es beneficioso para las personas con ansiedad y para evitar las recaídas en la depresión.

Los Beneficios de la práctica de Mindfulness

Los beneficios más frecuentes son:

  • Disminuye el estrés al reducir el Cortisol (la hormona del stress) aumentando así el autocontrol
  • Ayuda a nuestra capacidad de perspectiva y de Toma de Decisiones
  • Mejora nuestro rendimiento, al aumentar la capacidad de concentración y disminuir los errores
  • Mejora la autoestima
  • Mejora la Comunicación
  • Mejora nuestras relaciones y la Inteligencia Emocional: Mejora el Liderazgo
  • Mejora la creatividad
  • Mejora la memoria al reducir la distracción
  • Mayor Bienestar e Indagación Apreciativa
  • Mejora la empatía y la compasión