¿Involucramos al Equipo o le damos la Receta?

img_0647

Estamos cada vez más acostumbrados a trabajar en equipo, a hacer participar a todo el mundo en la toma de decisiones y a implicarles en las ideas. Pero algunas veces todo esto queda en un bla,bla,bla y en pro de la rapidez, del conocimiento, y del “yo se lo que se tiene que hacer”, les decimos a las personas como tienen que actuar. Construimos una receta y elaboramos un sistema de control para que no se salgan de la misma. Por desgracia, o por acierto, en las empresas se sigue funcionando mucho con “recetas”.

Pero…¿las recetas son malas?

Imaginaros una situación de guerra, donde un grupo de soldados debe tomar una colina, ¿les involucrarías a todos para decidir como hacerlo? o ¿daríais las instrucciones de como hacerlo? Seguramente la respuesta será depende.

Entonces…¿es malo involucrar al Equipo?

¿Cuales son algunas de las ventajas y desventajas de involucrar al Equipo?

Ventajas:

  • Mayores posibilidades de éxito
    Si hacemos a los integrantes del equipo participes de lo que se va a hacer, van a actuar con mayor predisposición y entusiasmo, y las posibilidades de éxito van a aumentar. Para que esto suceda es imprescindible que todo el mundo, de manera individual, aporte ideas. Metodologías como Lego Serious Play y técnicas como Visual Thinking nos pueden ayudar en este cometido.
  • Mejora la Resilencia
    Ante las dificultades la capacidad de adaptación y flexibilidad de las personas va a ser más alta, habrá menos abandonos y frustración, debido a que todos han participado en crear todo lo que está sucediendo.
  • Alto Sentido de Pertenencia
    La motivación va a ser alta debido a que lo que se está trabajando “es también mío”. Las personas nos sentimos motivadas a trabajar por lo que nos pertenece.
  • Compartir Conocimiento
    Los miembros del Equipo se sienten importantes al poder compartir con sus compañeros su conocimiento. Esto incrementa su autoestima, se sienten más útiles.
  • Aprender
    El compartir conocimiento da a todos los participantes la posibilidad de aprender cosas nuevas.
  • Ideas más consolidadas
    Generalmente al involucrar a los equipos, inicialmente, no todas las ideas se aceptan y aprueban en su totalidad, algunas de ellas deben pasar un proceso de negociación y consenso. Este proceso hace que las ideas finales que salgan estén más arraigadas.

Desventajas:

  • Mayor tiempo de dedicación
    Al tener que pasar un periodo de consenso, negociación y/o participación individual en y de cada una de las ideas, la dedicación de tiempo va a ser mayor. Si disponemos de poco tiempo parece que involucrar al equipo no será la mejor idea.
  • Riesgo a perder el foco
    Puede pasar que no todas las personas interpreten lo que se debe hacer de la misma manera. Si existen diferentes interpretaciones sobre lo que se debe hacer,  el resultado que va a salir va estar más disperso. Si el foco que necesitamos es muy concreto parece que involucrar al equipo no será la mejor idea.
  • Mostrar desinterés y desmotivación
    Hay personas que ante un proceso de negociación prefieren “abandonar” y no tomar partido. Si esto sucede el equipo se pierde las ideas de uno o varios integrantes con el consiguiente riesgo de que podríamos haber conseguido algo mejor y de que el resultado final ya no pertenece a todos.
  • Miedo a aportar desde el “yo”
    Hay personas que exponerse en público les da corte y no dan lo mejor de si mismos. Por el contrario cuando les encomiendas una tarea son grandes hacedores. Si esto es así, parece que a este grupo de personas sería mejor indicarles lo que deben hacer en lugar de involucrarlos.

Visto de esta manera parece que, si bien lo que se lleva en este siglo XXI es involucrar a los equipos y crear estructuras más planas, esto no siempre cubre las necesidades de la compañía, por lo que alguna receta deberemos ir dando de como se deben hacer las cosas si queremos seguir creciendo. Pero si solo damos recetas, ¿Cómo vas a conseguir que nuestros equipos tengan iniciativa y se involucren en el crecimiento? Sin lugar a dudas, decirnos por una formula u otra dependerá del contexto y del momento.

Las 10 Reglas de Oro para ser un Equipo Competitivo

24ecdbe15a8bdf69f0d8a52244dd1cf3

A menudo confundimos Equipo de Alto Rendimiento (EAR)  con Equipo Competitivo. Un EAR es un grupo de personas que trabajando como Equipo consiguen los resultados que se habían propuesto. En el camino han utilizado técnicas, herramientas y habilidades que les han permitido llegar al objetivo de una forma Eficiente y Eficaz. Pueden haber compartido el objetivo con otros equipos. Un Equipo Competitivo se caracteriza por querer ganar y ser el primero y/o único a alcanzar el objetivo. Para ello tiene que cumplir una serie de Reglas que le distanciarán, hacia arriba, del EAR.

Para llegar a ser un Equipo Competitivo el primer paso es ser un Equipo y el paso siguiente conseguir el grado de Equipo de Alto Rendimiento. Desde esta posición podemos optar a ser Equipo Competitivo.

Estas son las 10 Reglas de Oro de un Equipo Competitivo:

1- Se mueve en el cuadrante Ganar/Perder
Los miembros de los Equipos Competitivos se mueven solo para ganar. Todo el trabajo está focalizado, manteniendo siempre la ética, en conseguir los resultados anulando la posibilidad de que los consiga otro competidor.

2- Sienten Pasión e Identificación con el Objetivo
Los miembros del un Equipo Competitivo hacen suyos los objetivos. Estas personas transforman los objetivos grupales en objetivos individuales en pro del grupo. Esta alta identificación con el objetivo les hace seguir luchando aún en posición desventajosa.

3- Talento
El talento les hace ser únicos. Este talento no es innato, es fruto de horas y años de trabajo para conseguir ser diferentes y así destacar entre los demás competidores. El talento puede  prepararse y necesita de una minuciosidad exhaustiva para detectar en qué nos vamos a diferenciar.

4- Entrenamiento
Los miembros de estos equipos se entrenan de forma constante para cultivar el talento y “poder jugar con los ojos cerrados”, realizando cada una de las operaciones, procesos y jugadas una y otra vez hasta transformarlas en hábito. Jugar de esta manera es muy importante para poder dedicar todo el esfuerzo a conseguir los resultados y no despistarnos en lo que tenemos que hacer en cada momento. Lo que tenemos que hacer lo sabemos de memoria debido a que lo hemos entrenado y “nos sale solo”.

5- Rivales, No Competidores
Los miembros de los Equipos Competitivos ven a sus competidores como a sus Rivales, alguien al que tienes que vencer.

6- Innovación Constante
Los Equipos Competitivos innovan constantemente para diferenciarse de los otros equipos, empresas o países rivales. Saben que por ser los mejores van a ser copiados constantemente, por lo que la diferenciación va a ser algo que deben cultivar en todo momento. Para ser eficaces y eficientes realizan la innovación construyendo prototipos y probándolos de forma asidua.

7- Perseverancia
Sus miembros no se rinden nunca, aunque el resultado no les favorezca aprovechan cualquier resquicio para seguir luchando en pro del objetivo.

8- Confianza Ciega
Los componentes de un Equipo Competitivo solo piensan en el resultado final, no pueden estar pendientes de si uno de ellos fallará o si está realizando correctamente el trabajo. Hay una fe ciega entre los miembros que les lleva a muy altas cotas de responsabilidad.

9- Análisis Constante y Minucioso
Estos Equipos están constantemente analizando su propia conducta y la de sus rivales con un único objetivo: Cómo poder mejorar los resultados actuales.

10- Sólo juegan los mejores
Cuando el objetivo es ganar solo los mejores tienen cabida. Los mejor preparados son los que garantizarán el éxito final.

Trabajar cómo Equipo Competitivo no es fácil, necesita de una motivación constante hacia el logro, moverse en el cuadrante de la mejora continua y tener un alto grado de madurez y automotivación. Para conseguir esto es muy importante el papel del líder. El Líder debe cumplir las 10 Reglas de Oro anteriores en su totalidad, no olvidemos que muchas veces el trabajo del equipo se espejea en lo que ve en su líder.

“Solo los mejores llegan a lo más alto”

Las 10 características esenciales de un Equipo Eficaz

Imacon Color Scanner

Vemos constantemente en los periódicos y oímos en la radio y televisión, sobre todo en el apartado de deportes, la palabra EQUIPO, ¿Qué es lo que hace que le llamen Equipo y no Grupo?¿Cuál es la diferencia?

Cuando hablamos de grupos y equipos, nos referimos a dos modelos que sirven para distintos proyectos en la organización. Uno no es mejor que otro, cada modelo sirve para determinados propósitos.
Un grupo de trabajo son dos o más individuos que trabajan en forma independiente para alcanzar un objetivo global y pueden o no trabajar uno al lado del otro. Un equipo de trabajo es un pequeño grupo de personas con habilidades complementarias que están comprometidos con un objetivo en común y un forma de trabajo que sostiene la responsabilidad de cada uno.

Un Equipo se caracteriza esencialmente por lo siguiente

1- Orientación de conjunto
Cuando hablamos de Equipo hablamos de personas que trabajan juntas, creándose una dependencia del trabajo de unas con el trabajo de las otras, sino el resultado final algo en lo que cada uno ha aportado una parte de forma complementaria. Cuando hablamos de Grupo el foco está en el trabajo individual y el resultado final es la suma del trabajo individual, por lo que algunas veces, al no existir la complementariedad ni el interés en lo que hacen los otros se producen repeticiones, luchas de egos,…

2- Objetivos compartidos y consensuados
Los integrantes de los Equipos consensuan los objetivos antes de empezar a trabajar. Pactan, discuten, acuerdan,proponen, etc…, pero una vez decidido se vuelcan todos en conseguir el objetivo. Los Grupos se guían por los objetivos individuales de sus miembros, los cuales tratan de imponer, por la fuerza o la jerarquía, sus intereses.

3- Estrategia Coordinada
Los integrantes el Equipo siguen todos una estrategia que les permita conseguir el objetivo consensuado. Para ello se coordinan para ser el máximo de eficaces y eficientes. En los Grupos las estrategias que vemos son más individuales con el fin de asegurar cada uno de los miembros del Grupo la consecución de su objetivo individual.

4- Estructura Complementaria
En los Equipos se busca la máxima eficacia y eficiencia, para ello las habilidades que poseen sus miembros son complementarias con el fin de asegurar que están todas las que tienen que estar y no sobra ni falta nada. En los Grupos cada uno de los miembros explota sus habilidades con independencia de las habilidades de los demás. En el Grupo la importancia está en destacar la habilidad individual para diferenciarse del resto, hay una tendencia a la especialización.

5- Liderazgo Compartido
El Equipo tiende a compartir el liderazgo en función de las necesidades de cada momento y de las habilidades que son necesarias. Es fácil ver en un Equipo que en función del momento en el que estemos surgen distintos líderes. En los Grupos tiende a prevalecer la jerarquía con un líder fuerte debido a que, al ser los objetivos que predominan los individuales, la jerarquía permite localizar a todos los miembros hacia un único interés y mantenerla en todo momento.

6- Elevada Adaptación al Cambio
La performance del Equipo es flexible, las tareas pueden variar en función de las necesidades del momento y de la situación que se produzca. Por el contrario los Grupos tienden a predefinir de forma clara los Roles y Tareas que se encargan a cada persona.

7- Afrontar los Conflictos
Ante un conflicto los Equipos los afrontan de manera abierta debido al alto compromiso de conjunto que tienen. Un conflicto es visto como un reto que, una vez solucionado, hará al Equipo más fuerte. Existe respeto mutuo, expresión libre y abierta sin temor, donde las discrepancias se plantean abiertamente de forma constructiva. Las personas son libres de expresar abiertamente sus sentimientos además de sus ideas, tanto en relación con los problemas como en relación al funcionamiento del equipo. La crítica es constructiva y se orienta hacia el desbloqueo de obstáculos a los que se enfrenta al equipo y que le impide realizar su trabajo. Los miembros del Grupo evitan los conflictos, así protegen al grupo y a los intereses individuales.

8- Orgullo de Pertenencia
Los miembros de un Equipo tienen orgullo de pertenencia, sentimiento de que están haciendo algo grande y satisfacción por el trabajo. Los miembros del Grupo protegen sus intereses personales y están en el Grupo por un objetivo individual.

9-Celebración de Logros
Los miembros de los Equipos celebran los logros que van consiguiendo. Los logros individuales son reconocidos por todos. En los Grupos los objetivos se celebran individualmente y, si no se consiguen, se busca al culpable.

10-Responsabilidad
A medida que el Equipo avanza es cada vez más autónomo al adquirir más conocimientos y habilidades. Se pasa a una situación de compromiso versus una situación de control. En los Grupos impera el control para tener bien atado el trabajo individual.

La madurez sostenida de un Equipo lo puede llevar a alcanzar el grado de Equipo de Alto Rendimiento , Equipos que aseguran resultados a base de trabajar con un modelo de éxito muy determinado.

 

Innovación en la Organización aplicando la Teoría U

imagen-1

La Teoría U es una práctica desarrollada por Otto Scharmer que nos permite la Innovación en las Organizaciones y en la Vida Personal a través de la transformación real de las cosas. Cuando queremos realizar un cambio siempre lo hacemos desde patrones del pasado, por lo que el resultado que obtenemos son cosas “nuevas” pero con habilidades, creencias, competencias,… que están ancladas en nuestro pasado, por ello nos preguntamos “¿Cuánto realmente innovador es lo nuevo que ha surgido?”. La mayoría de las veces No Innovamos, Renovamos.

La Teoría U, mediante sus 5 fases, nos permite deshacernos de todos nuestros patrones del pasado, de nuestra forma de pensar,  y así poder crear un futuro emergente innovador. El reto de este proceso es que este futuro deberá crearse con herramientas, habilidades, competencias y valores totalmente nuevos para la persona y para la organización. Esta creación nueva obliga a la empresa y a la persona a nutrirse de elementos que hasta ahora le han sido ajenos o que no son bien conocidos por ellos ( por ello no los utilizaba). Este proceso necesita de la incorporación de savia nueva o a formarse, siendo un reto de crecimiento personal y organizativo importante.

Las 5 Fases de la Teoría U

  1. Co-iniciar
    En esta fase se acuerdan los objetivos comunes que se quieren alcanzar. Estos son los objetivos que nos comprometemos a alcanzar de forma innovadora, por lo que deben suponer para la organización un reto.
  2. Co-percibir
    En esta etapa, llamada también Observar, observar, observar, es donde la organización toma consciencia, mediante la observación profunda, de cuáles son las personas, lugares, situaciones, etc… que la rodean, para tener presente el sistema global que vamos a modificar. También en este punto la empresa profundiza en cuáles son sus habilidades, competencias, valores,…es decir, los llamados pilares sobre los cuales pivota la organización.
  3. Estar presente
    En este punto se profundiza más aún y se afloran aquellas individualidades que, a lo mejor sin ser generales en la organización, si están contribuyendo en la actualidad que la empresa sea lo que es.
  4. Co-crear
    Siendo conscientes de las etapas 2 y 3 y teniendo presente la etapa 1, la organización empieza a construir prototipos vivos que les sitúen en este futuro que quieren conseguir. Estos prototipos deben crearse con Valores, Competencias y Habilidades totalmente nuevas, no se puede utilizar nada del pasado. La construcción de prototipos permite explorar inmediatamente las diferentes soluciones a través de la acción.
    La Co-creación va a permitir, asimismo, un compromiso de todos hacia lo nuevo.
  5. Co-evolucionar
    Esta última etapa consiste en materializar los prototipos que han funcionado e introducirlos dentro de la organización.

La Teoría U aplicada a la organización, es un proceso colectivo que permite la participación de todos los niveles de la empresa a la vez que permite innovar desde lo nuevo, que es lo que realmente tiene sentido si queremos INNOVAR.

Para ver la aplicación práctica de esta Teoría, os invito a visualizar el Taller de Innovación aplicando la Teoría U con Metodología Lego Serious Play que desarrollamos en Octubre de 2016 en Milán durante la celebración de la #LSPFest 

Como la práctica diaria de Mindfulness mejora la Resilencia


Uno de los beneficios más claros de la meditación es la reducción del stress
La reducción del stress parece ser la más frecuente de las razones por las que las personas que meditan practican el Mindfulness. Sin embargo, practicar mindfulness aporta muchos más beneficios, como el incremento de las defensas, una mayor claridad en la toma de decisiones o mejora de las relaciones interpersonales.

Uno de los beneficios que aporta la practica regular y seguida de la meditación en mindfulness es la resilencia. También se ha visto que a través de la resilencia se puede explicar el porqué de los beneficios que aporta el Mindfulness.

Un estudio realizado en la India por  Bajaj y  Pande ha explorado la relación entre meditación, resilencia y sentirse bien ( well-being). Una parte del estudio exploraba como las personas que practicaban mindfulness hacian frente a las dificultades diarias, cuanto consideraban ellas de equilibrado su estado emocional y cual era su grado de satisfacción en la vida. La conclusión del estudio fue que las personas que practicaban asiduamente mindfulness tenían una alta resilencia ante los altos y bajos que nos aporta el día a día y por ello, se sentian más satisfechos consigo mismos y con el entorno debido a que la resilencia nos protege de los estados emocionales negativos.

¿Que sucede exactamente?

Los autores creen que las personas que practican mindfulness gestionan mejor sus emociones, saben hacer frente a sus pensamientos negativos y se adaptan mejor a las adversidades que encuentran en el camino. Espas personas tienen menor tendencia a obsesionarse por aquellas cosas que no pueden cambiar.

Los estudios nos indican la importancia de promover la práctica de mindfulness con el fin de mejorar la resilencia como una de las habilidades personales que deben llevarnos a mejorar el optimismo, a actuar con mayor pasión y compasión, y a tener más paciencia. Estas tres caractarísticas que nos aporta la práctica diaria de mindfulness son cada vez más imprescindibles para afrontar nuestro trabajo diario y nuestra vida personal.  

En un mundo lleno de distracciones no deberiamos olvidarnos de vivir el momento presente de forma consciente y sin juzgarlo.

Mindful Leadership o Liderazgo con Conciencia Plena

shutterstock_111670586v3-1940x1218-2

Mindful Leadership o Liderazgo con Conciencia Plena tiene que ver con reconocer que el liderazgo y el líder están al servicio de los demás . Se trata de que el líder cultive la plena conciencia de si mismo y la compasión (compasión hacia si mismo y hacia los demás), para ser una persona más autentica. Al hacer esto el líder inspira a otros desde la autenticidad.

Con Mindful Ledership mejoramos la comunicación, aprendemos mejor a centrarnos en lo importante ( y menos en lo urgente), dejamos de lado los filtros que nos impiden ver con claridad el momento que estamos viviendo, mejoramos en la gestión del estrés y somos más creativos.

El estado natural de nuestra mente es ir vagando de aquí para allá sin razón alguna, saltando de una cosa a otra, yendo del pasado al futuro pasando por el presente sin detenerse ni un momento, siempre en constante movimiento, decimos que nuestra mente va en piloto automático. Al estar en piloto automático estamos constantemente juzgando y valorando las diferentes situaciones que vivimos. Desconectamos frecuentemente de lo que estamos haciendo, y al final nos estresamos por si no conseguiremos algo o nos frustramos si no hemos conseguido lo que queríamos, estamos constantemente juzgando. Le damos muy poca o ninguna importancia a lo que estamos viviendo en el momento presente, instante actual, fruto de este divagar constante de nuestro cerebro.

Como líderes esto significa que estamos liderando personas y organizaciones sin estar presentes en lo que realmente tenemos que estar, dirigimos y liderámos con el piloto automático sin detenernos a mirar y conocer el porqué hemos hecho una determinada cosa. Por ello muchas veces hay poca creatividad, el piloto automático se pone en marcha ante situaciones ya conocidas. Liderando estamos más pendientes de terminar lo que estamos haciendo que de pensar en como lo estamos haciendo, que impacto tiene en las personas y en la comunidad o en si podríamos hacerlo de una manera diferente para aportar mayor valor.

Para ser líderes  con conciencia plena, es decir, centrados en lo que estamos haciendo en cada momento y en la relación que establecemos con nuestros equipos, necesitamos que nuestra mente no esté en piloto automático, necesitamos estar centrados en el momento presente, para ello hay una práctica que nos puede ayudar a entrenar nuestra mente para que abandone el piloto automático y se oriente al momento actual de manera consciente y plena. A esta práctica la llamamos Mindfulness o Conciencia Plena.
Mindfulness se basa en la meditación y, en occidente, la definición más extendida es la de Jon Kabat-Zinn donde dice que ” Minfulness es prestar atención al momento actual de manera intencionada, sin juzgarla y sin reaccionar ante ella. Aceptándola tal como es.”

La practica asidua de Mindfulness aporta una serie de beneficios demostrados como:

  • Disminución de la presión arterial
  • Mejora de la salud en general y de la vitalidad
  • Reducción del estrés
  • mejora de las defensas inmunes
  • Mejora de la ansiedad en pacientes con esta dolencia
  • Mejora de las relaciones personales
  • Reducción del dolor en los pacientes con dolor crónico
  • Mejora de la memoria y de la productividad

¿Qué aporta Mindfulness al Liderazgo?

  • Las personas necesitan ser lideradas por una persona que se conozca a si misma, que les preste atención, guiándoles y facilitándoles el camino. Para ello el líder tiene que estar centrado en el momento presente (no en lo que se hizo o debe hacerse). De esta manera las personas del equipo van a percibir que el  líder está centrado en ellos y en él mismo.
  • Un buen liderazgo necesita de flexibilidad y de escucha activa, de vivir a las personas en cada uno de los momentos para escuchar y ver que pueden aportar al bien del grupo, de la organización y de la sociedad. Para hacer esto lo que el líder debe hacer es no juzgar, debe interesarse y entender bien que es lo que aporta cada una de las personas del equipo y agradecer su aportación.
  • Al trabajar con equipos y poder sacar el máximo valor, el líder debe estimular a las personas a que aporten todo su conocimiento, ideas, sabiduría, etc… sin reaccionar ante las cosas que no le gustan, aceptándolas tal como vienen y entendiendolas.

IMG_20160818_103337_HDREste tipo de comportamiento por parte del líder,  estimula y da confianza al equipo, por ello es importante e imprescindible llevarlo a cabo desde la autenticidad.

Las técnicas de Mindfulness  proporcionan, a los líderes que lo desean, una energia personal propia que junto con las habilidades adecuadas les permiten lograr sus objetivos. Cuando nos fijamos la Conciencia Plena como un rasgo de liderazgo es por que es un elemento crítico que regula distintos niveles de inteligencia de la persona como la Inteligencia Emocional , Inteligencia Mental , Inteligencia Estratégica y la Inteligencia intuitiva .

Mindful Leadership o Liderazgo con Conciencia Plena ayuda al lider a desbloquear la Creatividad, a Inspirar con mayor fuerza a su equipo y a enfocar la energia en lo que es más importante. Mindful Leadership puede ser una forma de alcanzar el siguiente nivel de Liderazgo Efectivo.

 

 

 

 

Mindfulness en el trabajo… y en el día a día

sunset-1331088

La práctica diaria de Mindfulness me ha llevado a situaciones variopintas, por un lado que me miren como a un bicho raro, y que me hagan preguntas como “¿Qué haces qué?” a sorpresas tan agradables como que tu familia te diga “Papa, desde que haces Mindfulness estás más contento”.

Desde hace tiempo yo noto que algo va cambiando en mi, este es el motivo principal por el que me interesó inicialmente la practica de Mindfulness, más tarde lo que ha sucedido es que ha pasado a ser una necesidad, he dejado de decir “No tengo tiempo para nada” a encontrar tiempo diariamente para practicar Mindfulness y seguir haciendo todo lo que hacia antes. Algunos de los cambios que he notado en mi son un mejor control de mi mismo, el no juzgar cada cosa que hago o que hacen los demás ( lo que me ha permitido poner en marcha iniciativas de cambio desde la oportunidad y no desde la reactivad)  y mejoras en mi productividad, hago las cosas de una forma más ágil y práctica.

Como formador he aplicado algunas pequeñas prácticas de meditación en alguno de mis cursos y la aceptación por parte de los participantes ha sido muy buena.

A menudo la gente se pregunta y me preguntan si realmente se puede cambiar o (como muchos piensan) cada uno es como es y así hasta el último día. Realmente si se puede cambiar, lo que sucede es que para hacerlo debe ser desde la conciencia plena, desde la voluntad de hacerlo y tener muy claro el qué y porqué se quiere cambiar y que se quiere conseguir. Para ello la práctica diaria de Mindfulness te puede ayudar a que dejes de actuar de forma automática y tomes distancia frente a lo que sucede, observar sin juzgar y elegir la respuesta que consideres adecuada en cada situación. Siendo “propietario” de tu propia elección estás ya produciendo de forma consciente un cambio. Cuando esto se hace muchas veces se vuelve un hábito.

Se ha realizado un estudio donde se ha visto que la práctica diaria de Mindfulness produce cambios en la estructura cerebral. En 2011, el equipo de la Dra. Sara Lazar en Harvard, mostró que la práctica de Mindfulness puede realmente cambiar la estructura del cerebro. Después del curso MBSR (Mindfulness Based Stress Reduction) de 8 semanas de duración y con una práctica de aproximadamente 30 minutos diarios , se observó un engrosamiento del hipocampo (una estructura que cumple un rol fundamental en el aprendizaje y la memoria) y en otras áreas de importancia para la regulación emocional.También se encontró una disminución en el tamaño de la amígdala (que es responsable del miedo, la ansiedad y el estrés), lo que lleva a disminuir las situaciones de evitación e incrementa la aproximación (mejorando las relaciones interpersonales). Por último se percibieron disminución de las conexiones entre la amígdala y la corteza prefrontal, lo que permite una menor reactividad y facilita las conexiones entre áreas asociadas a funciones superiores del cerebro como son la atención y la concentración. Cada uno de estos cambios nos lleva a mejoras en la productividad de las personas, a un menor stress y a un incremento de la felicidad.

Hay experiencias de mejoras en la productividad y en los resultados de la empresa aplicando Mindfulness como es el caso de Aetna. Aetna es una compañía de seguros que invito a sus empleados a participar en un programa de Mindfulness y Yoga donde se enseñaba a los participantes a realizar prácticas cortas de Mindfulness durante el horario de trabajo. Aproximadamente un 25% de los empleados de Aetna realizaron dicha formación y los resultados fueron mayores que las expectativas que se habían previsto, se vio que los niveles de stress disminuyeron en un 28% de los participantes, la calidad del sueño mejoró en un 20% de ellos y los dolores crónicos disminuyeron en un 19%. Aetna calculó que los participantes en el programa de Mindfulness mejoraron su productividad semanal en 62 minutos y que esto se traducía en una productividad adicional anual de 3000 $ por empleado que sumado a los 2000 $ de ahorro por disminución del stress significa una productividad de 5000 $ por año y empleado.

La práctica de Mindfulness hace que nosotros seamos más conscientes, más tolerántes, que nos juzguemos y seamos proactivos en lugar de reactivos ante situaciones difíciles. Por ello somos más productivos y más focalizados a nuestros objetivos.

 

Lego Serious Play: Si quieres que suceda constrúyelo!!

IMG_1413

Las personas pensamos 4 veces más rápido que hablamos y construimos 20 veces más lentos que pensamos.

Ante una determinada situación las personas tenemos tendencia a hablar de forma rápida, a tener una opinión y comentarla aceleradamente (hablo en genérico, por supuesto), sin embargo, si ante una determinada situación le comentaremos a una persona algo tipo “no lo digas, construye lo que me quieres decir”, esta persona va a pensar, primero, “¿que es lo que quiero decir?” y después “¿Cómo lo voy a construir?”. Esto representa un cambio de paradigma, romper con la forma común de hacer las cosas y desarrollar respuestas más pensadas y por ello más enriquecedoras.

A menudo las conversaciones se alargan y alargan, se repiten siempre las mismas cosas y cuesta llegar a conclusiones. Por el contrario, si pensáramos antes de decir las cosas, los resultados serían más fructíferos.

La Metodología Lego Serious Play esta consiguiendo gran éxito en las organizaciones utilizada como método para realizar reuniones. Las personas construyen lo que quieren decir y en base a los modelos construidos se producen las interacciones entre los participantes a la reunión.

Las ventajas de utilizar la metodología Lego Serious Play, como método de desarrollo de la reunión ,son las siguientes:

  • Todo el mundo participa y expone su punto de vista
  • Las discusiones se centran en el modelo construido y no en las personas
  • Se parte de un modelo individual pero éste se va enriqueciendo hasta lograr un modelo compartido que nos representa a todos los que estamos en la reunión.
  • Para llegar al modelo compartido los participantes deben haber aceptado las diferencias que existen de forma individual y tienen que haberse puesto de acuerdo en un proceso que implica negociación, respeto a las opiniones de los demás, responsabilidad de defender lo suyo e influencia.
  • Por último el compromiso. Todos los participantes en una reunión con Metodología Lego Serious Play están comprometidos con el resultado.
  • Hemos utilizado los 3 Sistemas Representacionales por los cuales las personas perciben la realidad, hechos,…Hemos utilizado el componente Visual, cuando han visto los modelos construidos, el Auditivo, cuando han compartido las construcciones y el Cinestésico cuando las han construido.

Customer Experience: Usar Design Thinking para crear nuevas Experiencias al Cliente

esquema-fases-1024x385

Cada vez más las empresas están centradas en mejorar la Experiencia del Cliente con el fin de conseguir impactar emocionalmente en el cliente y hacer que este impacto quede en su recuerdo de forma positiva. Este recuerdo positivo hará que el cliente quiera repetir  la experiencia y contársela a alguien.

El reto está en cómo generar nuevas experiencias que consigan este impacto, como asegurar el éxito sin caer en el error de crear cosas nuevas que no interesen al cliente, que tengan un coste desorbitado comparado con el beneficio que aportarán o que no sean lo suficientemente diferenciadas de la competencia.

Para conseguir esto debemos ser creativos, dejar de pensar en vertical y centrarnos en el pensamiento lateral, como indica Edward De Bono, ver las cosas desde otro ángulo. A menudo las mejores experiencias como clientes provienen de situaciones que ninguno de nosotros nos habíamos imaginado anteriormente.

Pero, ¿Cómo superar este reto?

Design Thinking (Pensamiento de Diseño) es una solución al reto. Es una metodología que nos permite solucionar problemas de forma creativa centrándonos en el cliente.

Design Thinking es una forma de pensar que tiene en cuenta la participación del cliente, se basaen la experimentación presentando diferentes hipótesis y poniéndolas a prueba y en la iteración de estas pruebas para determinar que funciona y no funciona. El Design Thinking tiene en cuenta a todas y cada una de las personas involucradas. Design Thinking no habla de producto, habla de personas.

Tim Brown, padre del Design Thinking, indica que las personas que tienen interés y practican esta metodología poseen cinco cualidades:

  • Tienen interés por lo que les pasa a las personas.
  • Piensan de forma integradora y global.
  • Le encanta experimentar como método de trabajo.
  • Disfrutan colaborando con los demás.
  • Piensan en positivo.

El Design Thinking es un proceso que consta de las siguientes etapas:

  1. Empatizar:
    Es la fase inicial del proceso y está centrada en conocer a los clientes, a los usuarios del proceso o producto que queremos innovar para que vivan una nueva experiencia. Para ello es importante observarles, ver cómo se comportan, hablar con ellos, hacerles preguntas sobre que les parece la experiencia que están viviendo, como la “sienten”, que cuentan de ella. Hacemos preguntas abiertas para que los clientes hablen libremente. Una vez obtenida toda la información pasamos a la siguiente fase
  2. Definir:
    En esta fase definimos con exactitud sobre e que queremos trabajar, ¿ solucionar un problema?¿diseñar algo nuevo?¿Introducir un nuevo concepto?
    Es importante dar respuesta a estas preguntas de la forma más exacta posible para así poder centra nuestras ideas en cosas concretas que representen un beneficio para el cliente que va a vivir la nueva experiencia. Una vez tenemos la definición empezamos a idear.
  3. Idear:
    En este paso es donde empezamos a crear cosas nuevas en base a lo trabajado en los dos pasos anteriores. Para ello podemos utilizar muchas metodologías entre las que se encuentran el Brainstorming, Lego Serious Play, el Storyboard, el Storytelling y/o los Mapas Mentales. El objetivo de esta fase es crear/tener las máximas ideas posibles con el fin de en las fases siguientes, algunas de ellas poderlas testear.
  4. Prototipos:
    En esta fase las ideas se transforman en prototipos lo suficientemente elaborados para poderlos testear pero no aptos para ser considerados definitivos, es como crear una maqueta. Crear prototipos y no productos definitivos abarata el coste a la vez que reduce el tiempo de entrega.
    El prototipo ayuda a ver y tangibilizar las ideas. El prototipo va a permitir evaluar las diferentes alternativas propuestas para la nueva Customer Experience.
    Los mismos clientes son los que testean estos diseños no definitivos. Para ello tenemos que definir que variables se van a evaluar.
  5. Evaluar:
    Este paso es crucial para dar con la mejor solución o soluciones al reto planteado. Debemos dejar que el potencial usuario interaccione con el prototipo (producto o servicio), que de su opinión, que explique como se “siente” y como vive la nueva experiencia. Cada prototipo se evalúa con diferentes usuarios para tener en cuenta los diferentes perfiles.
    De esta evaluación la empresa decide que prototipo/s poner en marcha de forma definitiva.Para tener éxito en Design Thinking tenemos que tener en cuenta 3 parametros:
  • El deseo del cliente de vivir una experiencia diferente (no de la empresa de crearla)
  • La viabilidad de que lo que nos proponemos es posible.
  • Que lo creado cumpla con alguna funcionalidad. Solo si cumple una función va a mantenerse en el tiempo, si te trata de un capricho durará muy poco en el mercado.

5 pasos para cambiar un hábito

knowledge-habits

¿Qué es un hábito?

En psicología el hábito es cualquier comportamiento repetido regularmente, que requiere de un pequeño o ningún raciocinio y es aprendido, más que innato.

Aristóteles define los hábitos como aquello en virtud de lo cual nos comportamos bien o mal respecto a la opinión de los demás. El hábito predispone a una persona para realizar de forma perfecta una actividad. El hábito está directamente unido a nuestras creencias y valores. Nuestras creencias y valores hacen que optemos por realizar las actividades de una determinada manera y no de otra, cuando esta “manera” se repite en el tiempo se vuelve hábito.

¿Por qué están difícil cambiar un hábito?

Nuestro organismo y nuestro cerebro principalmente, tiene como objetivo guardar energía para cualquier situación de emergencia, por ello cuando “ya” hacemos una cosa de una determinada manera, cuesta mucho aprender hacerlo de otra manera, a menos, que la nueva manera suponga un beneficio claro para la persona. Si es así, la persona estará dispuesta ha hacer el esfuerzo para obtener un beneficio futuro.

Un claro ejemplo es el siguiente: ¿De cuantas maneras comes la sopa con cuchara? La respuesta más frecuente es de de una, ¿Por qué? por qué para obtener el beneficio que supone la cuchara ya lo tienes de una sola manera, entonces ¿Qué sentido tiene aprender de otra manera y tener dos maneras de comer la sopa con cuchara? Ninguno!!!

 

Adquirir un hábito tiene que ver en como se comporta y funciona nuestro cerebro. La gran cantidad de conexiones entre las neuronas hace que se creen carreteras de energía y conexiones donde cada vez que aparece la necesidad una determinada actividad. Cuantas más veces se desarrolla esta actividad más veces se activa la misma “carretera” hasta que queda “marcado” un camino. Cuando el cerebro percibe que se va a repetir la misma actividad lo que hace es activar, de forma automática, la “carretera” y queda generado el hábito. Al ser automática la puesta en marcha regular del hábito, requiere de muy poca energía de activación. Este punto, el de activar con la mínima energía es el que hace que cambiar los hábitos sean tan costoso, ya que, como veremos más adelante, cambiar cualquier hábito va a requerir de una inversión considerable de energía. 

¿Cómo cambiar hábitos?

Para cambiar a nuevos hábitos tienes que ser consciente de que quieres cambiar esta situación y activar, con una inversión considerable de energía y esfuerzo, la nueva forma de realizar la actividad. Tenemos que ser consciente que un hábito tiene que cubrir otro hábito (por ejemplo, no podemos quedarnos sin comer sopa, por lo que si desaprendemos a comer con cuchara deberemos aprender a comer de otra manera). Un ejemplo es cuando viajamos en la profundidad de algunos países asiáticos y nos encontramos que no hay tenedores, invertimos energía para aprender a comer con palillos.

Nuestro organismo da prioridad a las cosas que le producen placer, por lo que los hábitos que más rápidamente se adquieren son aquellos que nos son placenteros. Si quieres cambiar algunos hábitos a tu equipo una de las primeras cosas que deberás tener en cuenta es qué cosas les producen placer y son beneficiosas para ellos. Así va a ser más fácil cambiar hábitos.

¿Cómo crear un nuevo hábito?

La parte más importante en la consecución de un nuevo hábito es la disciplina. La disciplina es importante ya que el cambio de hábitos requiere de una inversión considerable de esfuerzo (energía) y ésta debe mantenerse en el tiempo.

Los puntos a tener en cuenta en el cambio de hábitos son:

1.- Toma conciencia del hábito que quieres cambiar o crear y actúa SIEMPRE conscientemente.
Para cambiar un hábito debe hacerse desde la consciencia. Un hábito solo se creará si tu realmente lo deseas, y lo más importante, mantienes este deseo en el tiempo. Recuerda que tienes que crear una nueva carretera y que , después de mucho pasar por ella, se cree una marca, un surco.

2.- Un pequeño cambio es un cambio.
No es necesario cambiar todo el hábito de golpe, un pequeño cambio es ya un cambio. En la medida que puedas trocear tu objetivo-hábito en objetivos-hábitos más pequeños más fácilmente  vas a conseguir el cambio.

3.- Planifica como lo harás.
Establece un Plan y síguelo. Revisa constantemente las diferencias que se producen, trabaja las causas que producen estas diferencias y trabaja sobre ellas.

4.- Comprométete.
En la medida que pongas sobre la mesa tu nuevo objetivo y este sea conocido por los demás, más “consciente serás del mismo” y más fácil te será conseguirlo.

5.- Celebra tu éxito.
Es importante que celebres tus éxitos, así se recordará como un momento placentero en tu cerebro y “tendrás ganas” de repetir la situación.